Mi unicornio azul
ayer se me perdió:
pastando lo dejé
y desapareció.
Cualquier información
bien la voy a pagar:
las flores que dejó
no me han querido hablar.

Mi unicornio azul
ayer se me perdió.
No sé si se me fue,
no sé si se extravió
y yo no tengo más
que un unicornio azul.
Si alguien sabe de él,
le ruego información:
cien mil o un millón
yo pagaré.

Mi unicornio azul
se me ha perdido ayer,
se fue.

Mi unicornio y yo
hicimos amistad
-un poco con amor,
un poco con verdad-.
Con su cuerno de añil
pescaba una canción.
Saberla compartir
era su vocación.

Mi unicornio azul
ayer se me perdió
y puede parecer
acaso una obsesión.
Pero no tengo más
que un unicornio azul.
Y aunque tuviera dos
yo sólo quiero aquel.
Cualquier información
la pagaré.

Mi unicornio azul
se me ha perdido ayer,
se fue...

Letra y música: Silvio Rodríguez.
Duración: 5:09.
Editada por primera vez en 1982 como corte número 10 del álbum Unicornio.


Incluida también en:

Silvio en Chile: tercer corte del segundo disco de este álbum grabado en directo.
Canciones urgentes: corte número nueve de este álbum de grandes éxitos.
Mano a mano: interpretada por Luis Eduardo Aute y en popurrí con Albanta en el corte 16 de este álbum grabado en directo en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid.
En vivo en Argentina: corte número cinco de este álbum grabado en directo por Silvio y Pablo Milanés.

Significado:

Unicornio es, probablemente, la canción más conocida de Silvio Rodríguez. La interpretación más inmediata tiene que ver con la amistad. Así, Unicornio sería un canto a la amistad perdida e irremplazable. También hay los que trivializan la canción e identifican al unicornio con la tapa de un bolígrafo azul. Incluso, algunos bromistas llegaron a decir que se lo dedicó a su único blue jean, que se lo habían robado del tendedero.

Sin embargo, en 1982, el propio Silvio se encargó de aclarar la historia que le inspiró esta bella canción:

"Todo empezó por un amigo muy querido que tuve, un salvadoreño llamado Roque Dalton, quien además de haber sido un magnífico poeta fue un gran revolucionario, compromiso que le hizo perder la vida cuando era combatiente clandestino. El caso es que Roque tuvo varios hijos; entre ellos Roquito —el que hace tiempo se encuentra prisionero, y del que no se sabe suerte—, y Juan José, que jovencito y delgado como es fue guerrillero, herido, capturado y torturado. A este último fue a quien encontré hace poco y me contó que allá, en las montañas de El Salvador, andando con la aguerrida tropa de los humildes, trotaba un caballito azul con un cuerno."

ACTUALIZACIÓN ABRIL/2006:

Silvio comentó en una entrevista en la República Dominicana que el unicornio no es más que la inspiración perdida.

Probablemente, no hubo nunca un significado concreto para esta canción y nunca lo habrá...