La Coctelera

Silvio Rodríguez

Blog sobre el significado de las canciones de Silvio Rodríguez.

"Soy feliz, soy un hombre feliz y quiero que me perdonen, por este día los muertos de mi felicidad."

Categoría: Mariposas

29 Diciembre 2007

Mariposas

Hoy viene a ser como la cuarta vez que espero
desde que sé que no vendrás más nunca.
He vuelto a ser aquel cantar del aguacero
que hizo casi legal su abrazo en tu cintura.
Y tú apareces en mi ventana,
suave y pequeña, con alas blancas.
Yo ni respiro para que duermas
y no te vayas.

Qué maneras más curiosas
de recordar tiene uno,
qué maneras más curiosas:
hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo,
mariposas, mariposas
que emergieron de lo oscuro
bailarinas, silenciosas.

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa.
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo.

Así eras tú en aquellas tardes divertidas,
así eras tú de furibunda compañera.
Eras como esos días en que eres la vida
y todo lo que tocas se hace primavera.

Ay mariposa, tú eres el alma
de los guerreros que aman y cantan,
y eres el nuevo ser que se asoma por mi garganta.

Qué maneras más curiosas
de recordar tiene uno,
qué maneras más curiosas:
hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo,
mariposas, mariposas
que emergieron de lo oscuro
bailarinas, silenciosas.

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa.
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo.

Letra y música: Silvio Rodríguez.
Duración: 7:29.
Compuesta en 1971 y editada por primera vez en 1978 como parte del disco "Antología de Silvio Rodríguez", pero reeditado en 1999 como corte número 13 y dando título al álbum Mariposas

Significado:

Según se puede leer en PatriaGrande, cuando Silvio Rodríguez escribió Mariposas, pensaba en el símbolo de añoranza que le otorgaban los aztecas a las mariposas:

"Para la cultura náhuatl que crecía en el valle de México cuando llegaron los conquistadores -después no creció casi nada-, las mariposas simbolizaban el alma de los guerreros que, habiendo caído en combate, regresaban a la tierra en esa forma colorida y hermosa para embellecer la vida de los hombres. En este caso, el símbolo está tomado en el sentido de la añoranza, del recuerdo"

Dos mariposas monarca.

Así pues, en esta canción, inspirado por las mariposas, Silvio recuerda y añora. Quizá se acuerda de una mujer que un día fue compañera de tardes divertidas; quizá, ¿por qué no?, recuerda a Emilia, ese primer amor que tanto le marcó y al que dedicó tantas canciones.

El país de las mariposas:

Portada del libro de Nerea Riesco titulado El país de las mariposas. Enlace a la web del libro. La novela ganadora de la IX edición del Premio Ateneo Joven de Novela de Sevilla, El país de las mariposas, comienza con una estrofa de esta canción de Silvio Rodríguez. En la reseña de este libro encontramos la siguiente información sobre las mariposas monarca y el pueblo azteca:

Los aztecas reconocieron a la mariposa monarca como Quetzalpapalotl o Mariposa Sagrada. El insecto causó tal impacto que fue objeto de culto. La mariposa era la representación de los héroes y de personas importantes que habían muerto; también lo era de las almas que tienen su casa en el cielo, de los guerreros caídos o de los guerreros sacrificados en la piedra de los sacrificios así como de las mujeres muertas en el parto. Estas almas se transformaban después en colibríes de rico plumaje y en mariposas.

Curiosidad:

Mariposa en náhuatl se dice papalotl, es decir, papalote, otra canción de Silvio.

servido por silviorodriguez 5 comentarios compártelo

21 Agosto 2007

Tu sonrisa ha cambiado

El polvo y tiempo acumulados
sobre tu esperanza, se olvidaron de ser.
Se han ido fugando de tus ojos
dándole sitio a luces propias de una mujer.

Por eso tu sonrisa ha cambiado
algo en este invierno, que ya no pasará
sin luz,
como todos los inviernos
tenaz,
como todos los inviernos
feroz,
como todos los inviernos.
Estás desafiando a la ciudad,
a aquella señora que hace bien el café,
al manso marido que despierta a las seis
y al tonto reloj del Rey.

No sabes cuánto de subversivo
vive en una sonrisa
que no quiere comprar
y cuánto de muerte hacia el pasado
que se incrusta en los dedos
cual restos de humedad.

La historia choca contra tu saya
y se hacen remolinos que huyen del amor,
como se dice que huyen los demonios
de las estancias crueles para el odio.

Bendita está tu risa.
Amén.
Letra y música: Silvio Rodríguez.
Duración: 3:02.
Editada por primera vez en 1999 como cuarto corte del álbum Mariposas

Significado:

"Tu sonrisa ha cambiado" es una canción sobre el nuevo papel que la mujer reivindica en la sociedad del siglo XX. Un papel que desafía a la ciudad, a las tradiciones más arraigadas (como la que hace que la mujer se levante a preparar el café a su marido) y a las normas nacidas en los tiempos de los reyes.

La historia, así, choca contra la nueva mujer (a la que Silvio identifica en esta estrofa con su saya -su falda-) y huye como si hubiera sido el demonio que ha estado evitando que se produzca esta subversión. Y es, sin duda, una subversión contra la historia, contra lo establecido, pues la mujer no quiere seguir sometida a los designios del hombre, sino que desea ser protagonista de su tiempo y cambiar, si hace falta, los inviernos.

Silvio, además, bendice y aplaude este cambio de la mujer pues alude a que los inviernos ya no serán tan oscuros, tenaces y feroces. Y, finalmente, lo deja muy claro: "Bendita está tu risa. Amén".

Vocabulario:

Subversivo: Capaz de trastornar, revolver o destruir, especialmente en lo tocante a la moral.
Saya: Falda.

servido por silviorodriguez 7 comentarios compártelo

11 Abril 2006

Sin hijo ni árbol ni libro

¿Quién lo ayuda a ir al cielo, por favor?
¿Quién puede asegurarle la otra vida?
Apiádense del hombre que no tuvo
ni hijo ni árbol ni libro.

Sé quien pasó la vida maldiciendo
recorriendo en silencio viejas calles,
de mujer en mujer, como un mendigo,
sin hijo ni árbol ni libro.
Sin hijo ni árbol ni libro.

Los hombres sin historia son la historia.
Grano a grano se forman largas playas
y luego viene el viento y las revuelve,
borrando las pisadas y los nombres
sin hijo ni árbol ni libro.

Quiero un día saber que un guardaparques
se sentaba cansado en algún banco.
Pobre hombre de arena, campesino
borracho de las sombras de mi calle,
sin hijo ni árbol ni libro.

Díganlo todo un día alguna vez,
cuando no haya miserias y desastres.
Apiádense del hombre que no tuvo
ni hijo ni árbol ni libro.

El que apretó una tuerca con acierto,
el que dijo de pronto una palabra,
el que no le importaba ser un hombre
sin hijo ni árbol ni libro.
Sin hijo ni árbol ni libro.
Letra y música: Silvio Rodríguez.
Duración: 3:34.
Editada por primera vez en 1999 como corte número 9 del álbum Mariposas

Significado:

El título de esta canción se asocia en España a un viejo refrán pero, indudablemente, Silvio pensaba en la frase atribuida a José Martí: "Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro". Tiene que ver con la idea de otorgarle sentido a la vida a través de lo que una persona deja en el mundo tras su muerte.

De alguna manera, con "Sin hijo ni árbol ni libro", Silvio reivindica el papel de las personas que se fueron sin dejar nada, al menos aparentemente. El papel de aquellos hombres cuya vida parece intrascendente, casi carente de sentido, pero sin los que el mundo no habría llegado a ser lo que es hoy, pues lo mucho que podemos haber avanzado está compuesto de muchos pocos.

Hay una estrofa de la canción que la resume por completo: "Los hombres sin historia son la historia. Grano a grano se forman largas playas y luego viene el viento y las revuelve, borrando las pisadas y los nombres."

servido por silviorodriguez 16 comentarios compártelo

9 Febrero 2006

Días y flores

Si me levanto temprano,
fresco y curado,
claro y feliz,
y te digo voy al bosque
para aliviarme de ti,
sabe que dentro tengo un tesoro
que me llega a la raíz.

Si luego vuelvo cargado
con muchas flores
-mucho color-
y te las pongo en la risa,
en la ternura, en la voz,
es que he mojado en flor mi camisa
para teñir su sudor.

Pero si un día me demoro,
no te impacientes,
yo volveré más tarde.
Será que a la más profunda alegría
me habrá seguido la rabia ese día,
la rabia simple del hombre silvestre,
la rabia bomba, la rabia de muerte,
la rabia imperio asesino de niños,
la rabia se me ha podrido el cariño,
la rabia madre, por Dios, tengo frío,
la rabia es mío, eso es mío, sólo mío,
la rabia bebo pero no me mojo,
la rabia miedo a perder el manojo,
la rabia hijo zapato de tierra,
la rabia dame o te hago la guerra,
la rabia todo tiene su momento,
la rabia el grito se lo lleva el viento,
la rabia el oro sobre la conciencia,
la rabia coño paciencia, paciencia.

La rabia es mi vocación.

Si hay días que vuelvo cansado,
sucio de tiempo,
sin para amor,
es que regreso del mundo,
no del bosque, no del sol.
En esos días, compañera
ponte alma nueva
para mi más bella flor.
Letra y música: Silvio Rodríguez.
Duración: 5:54.
Compuesta y editada por primera vez en 1975 como corte número 13 del álbum Te doy una canción (así se llamó el álbum "Días y flores" en España, debido a la prohibición de esta canción -presumo que es porque incluye la palabra "coño"- y de "Santiago de Chile").

Incluida también en:

Mariposas: sexto corte de este álbum en el que Silvio ofrece una versión renovada de esta canción.

Significado:

Silvio habló de Días y Flores cuando publicó Mariposas:

"Todas las canciones son inéditas excepto Días y Flores que es la canción que titula mi primer trabajo discográfico. Ahora también es la primera vez que incluyo un tema editado en un disco nuevo. Por una parte, siempre sentí que podía hacer una versión mejor que aquella -cuestión que, en mi criterio, queda zanjada-.

También veo que las rabias que entonces enumeré siguen justificadas y a veces hasta con mayor impunidad. Lamento tener razones para seguir teniendo estos tipos de rabias. Cantar hoy día esta canción sigue siendo como reclamar a los motivadores de estas rabias que, dicho sea de paso, preferiría inconcebibles."



Silvio nos dice en esta canción que, a veces, lo que ve en el mundo es tan contrario al amor que él siente, que le invade una rabia enorme y profunda. Y nos muestra su rabia por los imperios asesinos de niños, por la falta de amor, por el desamparo y la pobreza, por el reinado del egoísmo, por la falta de compromiso, por el embrujo aniquilador del miedo, por los abusos de poder que acaban en guerra, por esperar algo mejor que nunca llega, porque se habla mucho pero se hace poco y porque, al final, casi todo el mundo tiene un precio, lamentablemente.

servido por silviorodriguez 14 comentarios compártelo


Sobre mí

Este sitio está dedicado a conversar sobre el significado que las canciones del trovador cubano Silvio Rodriguez tienen para cada uno de nosotros.

De cada canción se publica la letra, la relación con la discografía de Silvio y de otros autores afines, un podcast que contiene un corte de la canción y, por último, se ofrece una posible interpretación de su significado.


Blog sobre los significados de la canciones de Silvio RodriguezAutor de este blog:
Antonio Ibarra
(Madrid/España)

Estadísticas

En funcionamiento desde el 8 de diciembre de 2005
Artículos: 100
Comentarios: 3.391
Visitas: 869.540
Páginas vistas: 1.816.121

Fotos

silviorodriguez todavía no ha subido ninguna foto.

¡Anímale a hacerlo!

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera