La Coctelera

Categoría: Cita con ángeles

Camelot

Al borde de una laguna
tres brujas montan caldero
y baten un mundo espeso.
Una le pone la luna,
otra sangre de cordero
y otra los últimos besos.

De Camelot vuelan señales
en los dragones y los cuernos,
y hay un silencio de animales
mientras se anuncian los infiernos.

El odio al otro es nuestra suerte,
la sangre ajena es nuestra viña.
Cuando profanen y den muerte
seremos aves de rapiña.

Dos contrahechos del norte
y un enano de alcahuete,
sádicos abominables,
reclutan tribus y cortes,
para gestión de grilletes
y corazones de sable.

Y una vez más, como tragedia,
ronda el olor a carne rota
de calabozo, de Edad Media,
donde callaban al ilota.

Y una vez más, contra el impulso
de besar y abrazar a gentes,
ceder al último recurso
de ojo por ojo y diente a diente.

Letra y música: Silvio Rodríguez.
Duración: 4:02.
Editada por primera vez en 2003 como tercer corte del álbum Cita con ángeles.

Significado:

Camelot es una de las dos canciones sobre la guerra de Iraq que Silvio incluyó en el disco Cita con Ángeles (la otra es Sinuhé).

En un artículo de Gerardo Arreola aparecido en La Jornada en abril de 2003, Silvio explica:

En Camelot uso un mito épico de la cultura anglosajona; un mito de caballeros honorables y su rey glorioso. Ahora es la honorabilidad y la gloria míticas de lo que una vez fue llamado "el sueño americano".

En Camelot, Silvio, atónito por la invasión de Iraq por parte de los Estados Unidos, denuncia la vuelta a una nueva Edad Media:

Desde hace algún tiempo tengo la impresión de que estamos viviendo una nueva Edad Media. Entonces había un predominio militar e ideológico en sociedades muy bien delimitadas. Actuar e incluso pensar más allá de lo admitido podía condenarte a los fuegos eternos y también a los circunstanciales, como la hoguera. Hoy día volvemos a tener severas delimitaciones de lo bueno y lo malo, y los discursos no cesan de hablar de democracia, tolerancia y piedad, pero nada más lejos de lo que realmente se practica. Así, vemos cómo los más ladrones no se cansan de repetir que son los más honrados, los más delincuentes insisten en que son los más legales, los más abusadores y cobardes no cesan de pintarse como los más justos y valientes. De igual forma los más pérfidos y dañinos son los que se atreven a decirnos que no somos buenos, que somos parte de un hipotético eje del mal, y son los que, en cambio, dan diplomas a los que se portan como a ellos les conviene, o sea, aceptándoles todo lo que se les antoje hacer o deshacer. Se ha creado una mitología acerca del terrorismo y los más grandes terroristas son quienes la crearon.

Yo creo que el mundo está muy mal y en estos instantes no veo muchas razones para ser optimistas respecto a su suerte. Pero aun así creo en la humanidad que quiere vivir en y para la libertad. Por eso también me parece que los poderosos se están metiendo en grandes líos, porque están dando muy malos ejemplos. Y así como aquella Edad Media vio su fin, esta también deberá terminar. Es inevitable que el mundo, por más que se deba al amor, se defienda del terror inhumano.

El trío de las Azores:

Silvio compone Camelot poco después de la reunión de George Bush, Tony Blair y José María Aznar en las Azores (concretamente en la base naval de Lajes), reunión que culminó con la declaración de la guerra a Iraq unos días más tarde.

La guerra comenzó el 20 de marzo de 2003 y el 12 de abril de 2003 Silvio ya tenía escritas las dos canciones (Sinuhé y Camelot) por lo que cabe deducir que el choque que este hecho produjo en Silvio fue terrible.

De esta manera se puede entender la referencia tan explícita a esta reunión en Camelot. Las tres brujas serían Bush, Blair y Aznar, reunidos al borde de una laguna -el océano Atlántico-, batiendo un mundo espeso -pues es espesura lo que conllevan las guerras-.

Los dos contrahechos del norte son, de nuevo, Bush y Blair, mientras que Aznar sería el enano que sirve de alcahuete ya que fue él quien más insistió para que se celebrase aquel encuentro.

El mito de Camelot:

Camelot es el nombre del castillo más famoso del Rey Arturo y, por extensión, de los territorios aledaños.

En esta canción, y como explica el propio Silvio más arriba, se usa el reino de Camelot como alegoría del eje EE.UU-Gran Bretaña.

Vocabulario:

contrahecho: Que tiene torcido o corcovado el cuerpo.
alcahuete: Persona que concierta, encubre o facilita una relación amorosa, generalmente ilícita.
ilota: Persona que se halla o se considera desposeída de los goces y derechos de ciudadano.

Sinuhé

Tomando en cuenta la santa inocencia,
voy a cantarle a la vieja Bagdad,
donde mis sueños bebieron esencias
y donde en noches de luminiscencia
de niño zarpaba siguiendo a Simbad.

Algo debiera hechizar portaaviones,
alguien debiera apretar un botón
que reciclara metralla en razones
y poderío en conmiseración.

Qué solo está Sinuhé
de amor y de fe.
Qué solo está Sinuhé,
¿qué tal sigue usted?

Bajo las ruinas vagan inquilinos
de las leyendas que fueron maná.
Pasa la sombra infeliz de Aladino
sin una lámpara para el camino
y sin el secreto de Alí-Babá.

Algo debiera embrujar los misiles,
alguien debiera hacer estallar
el hongo de los derechos civiles
de los fantasmas que pueblan Bagdad.

Qué solo está Sinuhé
de amor y de fe.
Qué solo está Sinuhé,
¿qué tal sigue usted?

Ahora es escoria el papel sorprendente
de Sherezada en su lecho nupcial.
La orden de fuego la dio un disidente
de la cultura, la carne, la mente,
el sueño y la vida que no sea virtual.

Mil y una noches para la malicia,
mil y una noches de intimidación,
mil y una noches de fuego y codicia,
mil y una noches sin dios ni perdón.

Qué solo está Sinuhé
de amor y de fe.
Qué solo está Sinuhé,
¿qué tal sigue usted?

Letra y música: Silvio Rodríguez.
Flauta: Niurka González.
Duración: 6:09.
Editada por primera vez en 2003 como corte número 5 del álbum Cita con ángeles.

Significado:

Sinuhé es un canto a la paz. Es una canción que pide que la metralla se recicle en razón y el poder en compasión. También es un himno a la cultura, la cultura milenaria de Bagdad y sus Mil y una noches. Y, por último, es una acusación a los Estados Unidos, esos que dieron la orden de fuego para invadir Iraq. Una orden más propia de un inconsciente al que no le importan la vida ni los sueños, que de un ser humano con todo lo humano que debería conllevar el ser.

En un artículo de Gerardo Arreola aparecido en La Jornada en 2003, Silvio desvela cómo surge Sinuhé:

La idea de Sinuhé me vino hace 10 años, durante la llamada "guerra del golfo". Entonces, inclusive pensé en hacer un concierto en Bagdad, por todo lo hundido bajo los escombros de los bombardeos. Pero lo de entonces parece benigno comparado con la masacre actual.

Silvio se refería a la invasión de Iraq de 2003 que finalmente condujo a la destrucción del país mientras que Occidente parecía olvidar el importante legado cultural que ciudades como Bagdad dejaron a lo largo de su historia. No hay que olvidar que la capital de Iraq llegó a ser la mayor urbe de la tierra en el siglo IX. Era el Bagdad de Las mil y una noches, de los zocos, las mezquitas, los palacios, las bellas princesas árabes, los comerciantes que remontaban el Tigris trayendo todo tipo de productos, de las sederías y las alfombras.

Se da una interesante contradicción que Silvio enunciaba en sus conciertos de México en mayo de 2005: "... Occidente le debe a Iraq muchas cosas, miren cómo los estudios Disney le sacan dinero a 'Aladino'".

La historia de Sinuhé:

El título de la canción recuerda a la famosa historia de Sinuhé que inspiró a Mika Waltari para escribir "Sinuhé, el egipcio ".

Sinuhé fue un oficial egipcio de la duocédima dinastía (1938-1756 AC) quien escapó de Egipto para, tras errar por Palestina y Líbano, refugiarse en Siria. Allí fue cordialmente acogido e invitado a establecerse con un rey, quien lo adoptó y casó con su hija mayor. En esas tierras Sinuhé formó una familia y se transformó en un verdadero patriarca, conocido y admirado por su gran hospitalidad. Justo cunado Sinuhé veía cercana la muerte, el faraón Sesostris I lo invitó a retornar a Egipto, oferta que Sinuhé aceptó gustosamente. El faraón lo recibió con costosos regalos y ordenó la construcción de una lujosa tumba para él.

En esta historia se evocan sentimientos como el amor a la patria, el anhelo de no morir o la hospitalidad como símbolo de hermanamiento entre los pueblos y las culturas. Quizá fueron estos sentimientos los que inspiraron también a Silvio al escoger el título de esta hermosa canción.

Cita con ángeles

Desde los tiempos más remotos
vuelan los ángeles guardianes,
siempre celosos de sus votos
contra atropellos y desmanes.
Junto a las cunas infantiles,
junto los tristes moribundos,
cuentan que velan los gentiles
seres con alas de otro mundo.

Cuando este ángel surca el cielo,
no hay nada que se le asemeje.
El fin de su apurado vuelo
es la sentencia de un hereje.
No se distraiga ni demore,
todo es ahora inoportuno.
Va rumbo al campo de las flores
de la hoguera que espera a Bruno.1

Se lanza un ángel de la altura,
caída libre que da frío.
La orden de su jefatura
es descender hasta Dos Ríos.
Es 19 y también mayo,
monte de espuma y madre sierra,
cuando otro ángel a caballo
cae “con los pobres de la tierra”.2

Dicen que al filo de la una
un angelote compasivo
pasó delante de la luna,
sobrevolando los olivos.
Y cuentan que con mala maña
fue tiroteado su abanico,
justo a la hora que en España
se nos mataba a Federico.3

Un bello arcángel aletea
junto a un gran pájaro de hierro.
Procura que un hombre lo vea
para ahuyentar cien mil destierros.
Pero el arcángel se sofoca
y un ala azul se le lastima
y el ave negra abre la boca
cuando atraviesan Hiroshima.4

Dejando un surco luminoso
por sobre Memphis, Tennessee,
pasó volando presuroso
un ser alado en frenesí.
Iba vistiéndose de luto,
iba llorando el querubín
e iba contando los minutos
de Dios y Martin Luther King.5

El ángel pasa bajo un puente,
después rodea un rascacielos.
Parque Central, lleno de gente,
no se da cuenta de su vuelo.
Cuanta utopía será rota
y cuanto de imaginación
cuando a la puerta del Dakota
las balas derriben a John.6

Septiembre aúlla todavía
su doble saldo escalofriante.
Todo sucede un mismo día
gracias a un odio semejante.
Y el mismo ángel que allá en Chile
vio bombardear al presidente,
ve las dos torres con sus miles
cayendo inolvidablemente.7

Desesperados, los querubes
toman los cielos de la tierra
y con sus lápices de nubes
pintan adioses a las guerras.
El mundo llena los balcones
y exclama al fin: esta es mi lucha,
pero el señor de los cañones
no mira al cielo ni lo escucha.

Pobres los ángeles urgentes
que nunca llegan a salvarnos.
¿Será que son incompetentes
o que no hay forma de ayudarnos?
Para evitarles más dolores
y cuentas del psicoanalista,
seamos un tilín mejores
y mucho menos egoistas.

Danzando un milenario rito
donde los cielos son más puros,
un ángel desde el infinito
ve la emboscada sobre el Yuro.
Y oye el telúrico alarido
que hace vibrar la cordillera,
cuando la sangre del caído
pare las alas de la era.8

En Santa Fe las aguas cubren
sueños de niños desolados
y ahogan con furia incontenible
las penas de los evacuados.
Un ángel se desploma en llanto
cuando descubre el desvarío
del ala oscura del Salado
que tapa todo lo querido.9

Abril nació como esperanza
a treinta y tantos años de Trujillo
se abrieron bocas que callaban
las voces de Santo Domingo.
Quedó dormido en sus montañas
un ángel fuera del rebaño.
Lo despertaron las pestañas
que cerraban a Caamaño.10
Letra y música: Silvio Rodríguez.
Duración: 6:08.
Editada por primera vez en 2003 como corte número 2 del álbum Cita con ángeles.

Significado:

Silvio dedica esta canción al reverendo Raúl Suárez y a sus hijos. Raúl Suárez es un reverendo cristiano y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba que predica en contra de las guerras de agresión imperialista, la destrucción del medioambiente, el terrorismo de Estado y las discriminaciones.

Cita con ángeles nos hace reflexionar sobre la guerra, el abuso de poder y las represalias que dicho abuso genera, a través de un repaso por las muertes de inocentes y de personas que defendieron la Paz.

Parece ser la gota que motivó esta canción es el atentado a las torres gemelas y la posterior represalia contra Afganistán e Irak. Silvio Rodríguez declaró en una entrevista que "hay que tomar en cuenta que el mundo es mucho más peligroso desde entonces, que ahora el derecho internacional es una materia mucho más volátil e indefinida."

Además, y por gentileza de Patria Grande, a continuación se muestran explicaciones de algunas de las personas a las que se hace referencia en esta canción:

1 - Giordano Bruno, filósofo condenado por sus teorías por el Tribunal del Santo Oficio, murió quemado en la hoguera en Campo dei Fiori el 17 de febrero de 1600.

2 - José Martí, el apóstol de la Independencia cubana, murió en combate en Dos Ríos el 19 de mayo de 1895.

3 - Federico García Lorca, poeta y dramaturgo español, murió fusilado por tropas franquistas en Granada el 19 de agosto de 1936, al inicio de la Guerra Civil española.

4 - El 6 de agosto de 1945 Estados Unidos arroja una bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima provocando la muerte de cien mil personas.

5 - Martin Luther King, Jr., líder del movimiento por la igualdad racial en Estados Unidos, fue asesinado el 4 de abril de 1968 en Memphis, Tennessee.

6 - John Lennon, músico y compositor miembro del cuarteto británico “The Beatles”, fue asesinado el 8 de diciembre de 1980 por un fan mientras volvía paseando a su apartamento del Edificio Dakota, en Nueva York.

7 - El 11 de septiembre de 1973 un Golpe de Estado financiado por Estados Unidos provoca la caída del gobierno de la Unidad Popular en Chile y la muerte del presidente Salvador Allende; el mismo día en 2001, atentados terroristas en Estados Unidos provocan la muerte de miles de personas al estrellarse dos aviones contra las Torres Gemelas de Nueva York.

Estrofas adicionales:

A las estrofas originales de la canción se le han ido sumando algunas otras con el paso del tiempo. En una entrevista concedida a Página/12 por correo electrónico, Silvio respondía así cuando se le pedía opinión sobre esta cuestión:

Todo el mundo está autorizado [a agregar una estrofa]. Cita... es una tonada que le debiera servir a todos. Mi sueño secreto siempre ha sido componer una melodía tan universal como La guantanamera, para que todo el mundo la cante con la letra que le haga falta.

Estas son las explicaciones de las estrofas añadidas:

8 - Se dice que, una vez terminada la canción, Silvio cayó en la cuenta de que se le había olvidado hablar de uno de los personajes históricos que más admira: Ernesto Che Guevara, muerto en octubre de 1967 en la Quebrada del Yuro, Bolivia. Los dos últimos versos de esta estrofa son una clara alusión a "La era está pariendo un corazón", canción de Silvio también dedicada al Che. 9 - El cantautor argentino Víctor Heredia agregó una estrofa para "Canciones con Santa Fe", disco publicado en diciembre de 2003 a beneficio de las víctimas de las inundaciones que asolaron a la ciudad de Santa Fe el 29 de abril de ese mismo año por la crecida del río Salado.

10 - La última estrofa, compuesta por el autor dominicano José Antonio Rodríguez, fue cantada por Silvio en los conciertos que dio en República Dominicana entre abril y mayo de 2006. Es un homenaje a todos los héroes y mártires de la Revolución de Abril que, en 1965, tras treinta años de dictadura de Rafael Trujillo, fue frustrada por la invasión de 45.000 marines norteamericanos.


Estadísticas

En funcionamiento desde el 8 de diciembre de 2005
Artículos: 100
Comentarios: 3.391
Visitas: 869.540
Páginas vistas: 1.816.121